Cuidado de pacientes domiciliarios

Brindan confort e higiene al paciente, contención y colabora con el mantenimiento y ejercicio de sus funciones cognitivas.
El objetivo primordial del cuidador/a es que la persona no se sienta sola sino contenida por nuestro profesional al estar pendiente del paciente para evitar caidas o accidentes.
Se realizan todas las tareas que sean necesarias para el cuidado del mismo (higiene, confort, movilidad, comida, paseos y control).
Poseemos experiencia sobre todo en el cuidado de tercera edad ya que el 85% de nuestros pacientes superan los 70 años. Para realizar estas tareas nuestro equipo de prestadores es permanentemente capacitado y poseen certificaciones como cuidadores/as habilitados.
Muchas veces nos encontramos con familias que comparan nuestro servicio con el brindado por una persona que se ofresca trabajando como cuidadora por cuenta propia. En esos casos los beneficios principales de delegarnos a nosotros la responsabilidad como empresa y no a una persona que trabaje de manera independiente es que con SEMM tiene todo el aval y respaldo detrás de nuestro prestador.
Contamos con departamentos independientes como el Depto. de coordinación mediante el cual se organiza y coordinan los horarios y metodología inherentes al servicio y el Depto. de cobranzas encargado de buscar con UD. la manera mas comoda de abonar el servicio.

Servicios

Auxiliares de enfermería:

Ademas de desempeñar las tareas de acompañantes, estos están capacitados para controlar tensión arterial, administración de medicacion via oral o intramuscular (con prescripción medica presente), mantencion de sondas, curaciones de heridas.

 

Enfermeros profesionales:

Sumadas a las funciones arriba mencionadas, los enfermeros profesionales se encuentran capacitados para la realización de maniobras invasivas, tales como administración de medicación por via endovenosa, colocación de abbocats, colocación y control de sondas, cateterismos en general


La presencia del acompañante se constituye en terapéutica al intervenir mediante la palabra y los actos, en diferentes situaciones en las que el paciente requiera sostén y contención. Se contribuye de este modo a crear o recomponer las condiciones que hagan posible el desarrollo o continuidad del tratamiento.
En tanto "presencias-auxiliares", los A.T. intervienen e influyen en el campo clínico. Por lo tanto, los efectos de su intervención deben ser evaluados y coordinados según los objetivos planteados en cada caso.

Algunas funciones privilegiadas del A.T. pueden resumirse en:
- Acompañar al paciente en cuadros afectivos difíciles de sobrellevar.
- Favorecer la comunicación con el medio social, funcionando como un semejante con quien compartir actividades recreativas, laborales y/o sociales en general.
- Ofrecer un espacio de diálogo donde la problemática a resolver pueda encausarse a través de la palabra

¿Quien lo demanda?
- El profesional tratante.
- El paciente.
- La familia del paciente.

¿ A quien está dirigido?
Diversas situaciones clínicas pueden contar con el A.T. como una herramienta terapéutica de suma utilidad.

Cuidadoras/es de pacientes a domicilio
Enfermería profesional o auxiliares de enfermería
Acompañantes terapéuticos